CONCURSO FUNDACIÓN VÍCTIMAS DEL TERRORISMO

Lucía Sanz Martínez de Salinas. 2º ESO Colegio Fundación Caldeiro

UNA CIUDAD SIN VIOLENCIA 

El primer. paso para acabar con la violencia es saber qué es, esto es lo que dice la RAE: "Acción  que se realiza aplicando métodos fuera  de un estado natural con brusquedad e ímpetu". 

Hoy en día este tipo de comportamientos inundan nuestras vidas, desde que nos despertamos escuchando la radio hasta que nos acostamos viendo el telediario, donde dos de cada tres noticias nos cuentan las muertes de no sé cuántos ciudadanos en una guerra de Oriente Medio o la treintena de heridos causados por una trifulca entre los hinchas de dos equipos de fútbol.

Pero que más nos da ¿no?, si es que eso está muy lejos, si eso en mi país no pasa y en mi ciudad menos, pero que no se le ocurra pensar a la gente que yo no me preocupo, si mientras leo el periódico (momento en el que nadie me. interrumpe porque como alguien lo haga se entera ... ) aparece una noticia de una pelea en una discoteca que acaba con tres muertos digo para mi: iPObrecillos! Solo iban a divertirse.

Pero, ¿están estos problemas tan lejos? Muchos dirán que sí, pero la realidad es que no, porque aunque no nos liemos a pegar tiros todo empieza por algo. Como por amenazar a alguien por el simple hecho de que "corte" tu lectura, por insultar a aquel' que no comparte tu opinión, maldecir a aquel que te debe cinco céntimos o pegar  una patada al perro del vecino porque por la noche no dejó de ladrar.

Y es que de qué sirve escribir 120 palabras en Twitter o subir una foto  a lnstagram, si seguimos cometiendo actos violentos en cada momentó de nuestro día':  Está claro que nosotros no podemos parar una guerra, pero podemos cambiar pequeñas acciones y comportamientos que eviten crear conflictos que acaben en algo más.

Por desgracia como ya he comentado antes la violencia está a la orden del día,  pero entre todos debemos.   mirar al futuro y con. seguir que estos hechos dramáticos, sean una página más de la historia, triste, sí, pero una parte de la que aprender.

Hay que trabajar, para que en un futuro se pueda opinar sin temer por tu vida o por tu integridad física, para vivir según tus ideales sin ser juzgado. En general para vivir y disfrutar la vida, cada uno a su manera, eso sí, respetando al que piensa o hace lo contrario a ti. Porque este respeto es primordial, no podemos intentar vivir sin violencia cuando lo que no hay es respeto. Y es que la base de una futura  ciudad sin violencia, es tener una ciudad con respeto, pero lo importante de 'una ciudad son sus habitantes, y es nuestro  papel que los dueños del futuro  sean capaces de aprender y no volver a cometer los errores de hoy en día. 

¿y quiénes son los dueños del futuro?,  pues todos los niños y jóvenes, que desgraciadamente siguen creciendo envueltos en violencia.

Pero el problema ya no solo viene por la influencia del odio sobre los menores, sino porque muchos de estos sufren  la violencia día tras día en sus carnes. Desde insultos de sus compañeros, a abusos por parte.de desconocidos. en la calle.

El año pasado murieron en España más de 100 menores por culpa de la violencia, bien por casos de bullyng o por venganza  por parte de alguno de sus progenitores  hacia el otro  entre otras cosas. y yo me pregunto cómo pretendemos tener un futuro  mejor, sin odio y sin armas, si se lo arrebatamos a personas inocentes que simplemente viven.


Quitando estas vidas también se deshacen  las de muchas familias, que de repente se vacían de vida y alegría, y se llenan de soledad y dolor. Por desgracia estas situaciones no solo afectan  a los más allegados del menor. Sino a toda una comunidad, solo hace falta  ponerse en la piel de ese profesor que tiene que decirles a sus alumnos que su compañero  X de X años ya no les  . va acompañar más en clase, o que ya no va a jugar más al fútbol en los recreos  con ellos. En vez de esto, guardarán un eterno minuto de silencio, para acordarse  de aquel ángel al que el odio y la ira le cortaron las alas.

,  Llegados a este punto es necesario arrimar el hombro y empezar a cambiar, , con el fin de que, en unos años, los noticiarios estén siempre protagonizados por buenas noticias, para que esos minutos de silencio se conviertan en minutos de risas y alegrías. Y sobre todo llegar a vivir en esa ciudad tan soñada por todos libre de cualquier tipo de violencia.
 

Nerea Echarri Merino  3ºC Colegio Fundación Caldeiro

  • Facebook - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
beda.jpg
descarga (1).png
descarga.png
5733369_300x300.jpg
cmd_beda_kids.jpg
Sello Red Escuelas Sanas SAE curso 2018_
logo-educamos_2-e1450859013699.png
Imagen1.jpg
FitLogo.gif
celula-europa.jpg
cambridge-exams.jpg
fse.png

© Colegio Fundación Caldeiro. Avenida de los Toreros 45, 28028 Madrid. Tel. 917 25 52 00